> redes_federales > novedades

NOVEDADES

18 agosto 2020

¡Hasta siempre, querido Duilio!

Imagen de Diulio Pessina

El viernes recibimos esas noticias que nunca queremos recibir: después de lucharla durante varios días contra la COVID-19, Duilio Pessina falleció. Hoy, desde el equipo de la Biblioteca Nacional de Maestros, queremos dedicarle estas palabras para despedirlo como se merece.

Duilio no era bibliotecario, venía del campo de la informática. Sin embargo, era un ferviente defensor de las bibliotecas escolares y desde su lugar de referente del Programa BERA en la provincia de Tierra del Fuego –donde se desempeñó por más de diez años hasta su jubilación- las reivindicó y defendió como pocos, incluso algunos dicen: “Como nadie”.

Por esas coincidencias que parecen marcadas por el destino, fue en el fin del mundo donde se encontró con su improbable tocayo y, también, referente del Programa BERA en Tierra del Fuego: Duilio Altamirano. A partir de esta predestinación del nombre, se armó la dupla de los Duilios: referentes fueguinos, amigos y compañeros. Desde la Biblioteca Nacional de Maestros y en cada una de las jurisdicciones, nuestros Duilios construyeron una relación amistosa y profesional cimentada en nuestra preocupación compartida de construir y defender las políticas públicas vinculadas a las bibliotecas escolares. Estas redes, que hoy se integran en un sistema nacional, son antes que nada redes humanas que tejemos y sostenemos en gran medida a partir de vínculos como estos, en los que siempre sobrevuela algo cercano a la familia.

Como buen informático, Duilio era un militante del Aguapey y recorría y conocía en detalle cada biblioteca de la isla. En sus idas y vueltas de Río Grande a Ushuaia, para atender los pedidos de asistencias técnicas, la nieve y el hielo no eran una excusa. Así fue que en una ocasión la camioneta en la que viajaba hizo un trompo en el Paso Garibaldi -el paso carretero cordillerano más austral del mundo- y él lo contaba con la picardía de un niño porque lo que importaba era que había llegado a Ushuaia a cumplir su cometido.

En 2011, Sergio Brizuela, miembro de la comunidad BERA de Tierra del Fuego, fue seleccionado como maestro antártico y llevó consigo un software para automatizar la biblioteca de la Escuela Provincial N° 38 Julio Argentino Roca, de la Base Esperanza de la Antártida Argentina. Gracias a la entusiasta gestión de Duilio, pudimos sumar una flor de Aguapey en la Antártida, el más lejano eslabón de nuestro mapa federal.

De sonrisa fácil y cándida, siempre estaba atento a aportar ideas, sugerencias, observaciones que pudiesen contribuir a mejorar las condiciones de las bibliotecas escolares de su provincia y del país.

La Ley N° 26.917 también fue su causa y así, junto a su tocayo, recorrieron oficinas de diputados, senadores y cuanta autoridad política de la provincia los recibió para explicarles la importancia de crear el Sistema Nacional y votar a su favor. Luego de esas reuniones siempre se comunicaba. Y con la velocidad que caracterizaba su modo de hablar -acelerado por el entusiasmo de los logros- compartía los resultados que a nosotros nos allanaban el camino de las gestiones futuras aquí en Buenos Aires.

Ya jubilado y con la tranquilidad de la tarea cumplida, seguía pensando en las bibliotecas escolares. En uno de los últimos mensajes que intercambiamos en abril de este año nos prometió que cuando pasara la cuarentena iría a ver a la ministra de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de su provincia para compartirle su experiencia y transmitirle su inquietud por seguir profundizando lo recorrido.

Desde la BNM queremos resaltar ese trabajo silencioso pero sostenido con pasión por más de diez años en los que contribuyó a valorizar las bibliotecas y la educación pública. Desde aquí, seguiremos construyendo futuro.

¡Hasta siempre, querido Duilio! Te vamos a extrañar.

Biblioteca Nacional de Maestros

 


DUBY
Se fue el capitán….
Qué haré ahora a la deriva
Sin su boca adamantina, sin su mano de siembra,
Sin su mirada de orfebre.
Un naufragio se soporta estando vivo.
Sin el capitán, la barca de los sueños
Recorre insoportablemente errante hacia la nada.
Tengo miedo.
El dolor habita mi morada,
Mis pasos y mis ilusiones.
Adiós amigo del alma, de libros,
De viajes y de encuentros.
El mundo es menos justo
Y mi vida es más frágil desde hoy.

Duilio Altamirano

Filed under: Aguapey,Archivos y Museos Escolares,BERA,Bibliotecas Pedagógicas,General,SNIE — BERA (Programa Nacional de Bibliotecas Escolares de la República Argentina) @ 20:36

1 comentario »

  1. Enorme dolor la partida de Duilio. siempre en mi corazón estarán su calidez y generosa entrega. Los caminos de Tierra del Fuego saben de su amor x las bibliotecas y les educadores, de su compromiso. Guardo conmigo su buen-ser y su abrazo.
    Adriana Redondo

    Comment by Adriana Redondo — 20 agosto 2020 @ 11:59

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.