Saltar al contenido principal

Recuperación de los fondos históricos de la Sala del Tesoro

El equipo de conservación y las/os bibliotecarias/os de la Biblioteca Nacional de Maestros y Maestras están realizando trabajos de conservación preventiva en las colecciones. Durante el mes de febrero se inició la limpieza y control de inventario de los libros alojados en la Sala del Tesoro, considerados reliquias por su valor histórico. Las obras allí reunidas constituyen la colección más valiosa conformada a lo largo de más de un siglo, ejemplares raros editados con anterioridad a 1810 y la colección personal de libros de Leopoldo Lugones.

Al respecto, la directora de la BNM, Laura Palomino, comentó: “Esta biblioteca, además de ser una institución especializada también es patrimonial y dado la importancia que tiene nuestros fondos bibliográficos iniciamos acciones de conservación preventiva, en principio una limpieza exhaustiva para controlar agentes medioambientales y biológicos que deterioran el papel. Alexandra Murillo Madrigal, nuestra coordinadora de Procesos Técnicos, siempre nos recuerda que los libros son seres vivos: la luz, la humedad, el polvo y un tratamiento carente de cuidados son terribles para su salud y para alcanzar una sana longevidad”.

Y agregó: “Se trata de una primera etapa donde el equipo de profesionales está trabajando con mucho entusiasmo y compromiso en obras que van desde textos sagrados y de teología a preciosas ediciones renacentistas. En este proceso identificaremos obras que requieran intervenciones de restauración y planificaremos ese trabajo. También trabajamos en un plan de contigencias para el manejo de emergencias que puedan poner en peligro las colecciones”.

Los materiales de Sala del Tesoro pueden ser consultados únicamente por investigadores acreditados, dada sus particularidades y rareza. Su consulta está sujeta a aprobación por Dirección.