Saltar al contenido principal

La Cámara de Diputados convirtió en ley por unanimidad una modificación de la Ley 11.723 de Propiedad Intelectual sobre exención del pago de la licencia para las personas con discapacidad que tengan dificultades para acceder a las obras publicadas en formato convencional.

Con 233 votos positivos y ningún negativo, se aprobó la modificación del artículo 36, adaptando el Tratado de Marrakech, firmado por la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual), el que posee una clara dimensión de desarrollo humanitario y social para la inclusión de las personas con discapacidad que tienen dificultad para acceder a los textos impresos.

Al respecto, Virginia Inés Simon, coordinadora del Observatorio del Tratado de Marrakech en América Latina, afirmó:

“El tratamiento de la ley en el Congreso de la Nación contó con 233 votos afirmativos y ninguno negativo, lo cual marca la importancia de esta ley. La flexibilidad al derecho de autor que permite la implementación del Tratado de Marrakech se constituye en una de las primeras flexibilidades para bibliotecas en nuestro país -en el marco de la actual ley de propiedad intelectual-; por lo cual, vamos a poder hacer uso legítimo de las obras no solo las bibliotecas sino las instituciones que trabajan proveyendo acceso a la información a las personas con discapacidad. Esta ley favorece a las bibliotecas escolares que forman parte del Sistema de Bibliotecas Escolares y Unidades de Información Educativa, que coordina la BNM.”

El proyecto aprobado fija a la Biblioteca Nacional Mariano Moreno como la encargada de elaborar un catálogo de libros accesibles en el país.

¡Celebramos esta ley que amplía derechos para los usuarios y las usuarias de nuestras bibliotecas!