Lugones en busca del sustento estético de nuestra identidad

24296378_10155742618145874_8567786989180379376_n

En 1913, Leopoldo Lugones organizó una serie de conferencias en el Teatro Odeon en las cuales expuso, ante un auditorio colmado de las más selectas figuras de la sociedad de la época, su particular lectura del Martín Fierro de José Hernández. En el contexto del Centenario, donde establecer los blasones de nuestra patria era una necesidad de primer orden, encontrar el sustento estético de nuestra identidad era una tarea que necesitaba de una personalidad como la de Lugones para conseguir encontrar nuestro libro nacional.

Sus interpretaciones, que elevan al gaucho a un héroe mitológico a la altura de los clásicos griegos, fueron fundamentales para que la sociedad tomase como libro representativo al poema de Hernández. Otras obras, como la posterior Historia de la Literatura Argentina de Ricardo Rojas, se encargaron de fijar esta condición hoy indiscutible.
Compiladas bajo el nombre de El payador, las conferencias lugonianas siguen interpelando desde su concepción de nuestro ser nacional.

Esta edición de Eds. Centurión de 1944 tiene una tirada limitada de 3300 ejemplares numerados y autografiados y cuenta con 52 dibujos originales de Alberto Güiraldes, hermano de Ricardo Güiraldes, autor del también mítico Don Segundo Sombra, otro punto de inflexión en la historia de la literatura gauchesca que se editaría por primera vez en 1926.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.