Victorina Malharro
(1881-1928)


«Las más de las veces el innovador o los innovadores han sacado las reformas de las profundidades, no de su cerebro, sino del cerebro ajeno, vale decir, de las bibliotecas más o menos nutridas, mejor o peor entendidas»

Victorina Malharro nació en Buenos Aires el 12 de enero de 1881 y falleció el 8 de octubre de 1928. Hija del pintor argentino Martín Malharro, a quien siguió en su ideario pedagógico. Estudió en la Escuela Normal de Profesores Nº 1 de la Capital Federal y en el devenir de su carrera docente fue directora de escuelas primarias y proyectó escuelas rurales y bibliotecas circulantes. Además, llegó a ocupar un cargo técnico en el Consejo Nacional de Educación como Inspectora Técnica Seccional de la Capital.

Malharro desarrolló en el transcurso de su vida una unión indisoluble entre la docencia y la escritura. Colaboró en la publicación periódica católica El Pueblo, bajo el seudónimo de Verax. En esa publicación, que circulaba en un público más amplio que el escolar, cinco mujeres escribían artículos donde descargaban “la rabia y la risa” de sus tareas como maestras: críticas a la pedagogía oficial, los planes de estudio, los inspectores y las autoridades escolares.

Más tarde, colaboró también con la revista El Hogar. En sus artículos aparecían en escena las preocupaciones sobre la vida cotidiana de la escuela; algunas de ellas fueron: los textos y las fiestas escolares, la enseñanza de las asignaturas y el lugar de la maestra normal en la sociedad. Luego de su muerte, los artículos publicados en las publicaciones periódicas, nombradas anteriormente, fueron compiladas por su marido y publicados en seis volúmenes que llevan el título genérico de In memoriam.

También escribió un folleto que dedicó a los maestros y a todas las personas interesadas en el adelanto de la educación común, titulado Entretelones de la escuela primaria. El folleto expone de manera animada una crítica sagaz de la escuela y de los maestros, y por ello sus artículos suscitaron debates en el ámbito escolar.

Su escritura también abarcó la publicación de libros de texto para niños sobre la enseñanza de la geografía y el aprendizaje de la lectura, novelas, cuentos, recitaciones patrióticas para las niñas y una obra teatral. Los libros de texto para la enseñanza de lectura y escritura iban acompañados de orientaciones para los maestros que las solicitasen. La difusión de sus libros se realizaba en las revistas El Monitor de la Educación Común y en La Obra.

Contemporánea de la maestra y escritora Herminia Brumana, con la cual compartieron el campo intelectual-pedagógico de la primera mitad del siglo XX, abordando desde diferentes aspectos el quehacer pedagógico. Malharro sostuvo una posición crítica sobre el sistema educativo, con un profundo sentido social e inclusivo: “En contacto con las virtudes encarnadas en seres humildes e ignorados, porque en el 99 por ciento de los casos la vida de ella va a ser también humilde e ignorada; hay que mostrarle la poesía del hogar pobre, pero honrado, la belleza del sacrificio del corazón en las aras del deber. La niña sale de la escuela creyendo leer muy bien, porque da la entonación debida a todos los capítulos de ‘Corazón’ y no conoce una obra que la inspire, un autor que la dirija. Así se dejará después influenciar por la primer novela de folletín que caiga en sus manos y el mal menor será que nos resulte una cursi romántica [...] Si una maestra de conciencia no se encarga, por sí y ante sí, de dar a la mente de sus alumnas, un lastre de educación del carácter que pueda contrarrestar los arrebatos de la imaginación juvenil y femenina, nada se hace por el porvenir moral de la niña”. Además de sus publicaciones, tuvo una activa participación en las conferencias docentes que desde fines del siglo XIX constituían un espacio colectivo donde se exponían las orientaciones para la enseñanza.

Sus acciones se encuadraron en el movimiento feminista de las primeras décadas del siglo XX, como lo testimonian su intervención en conferencias y congresos.


Las obras de Victorina Malharro


Mi primer libro : método de lectura para primer grado inferior. Buenos Aires: Kapelusz, ca. 1930


Conversaciones infantiles : libro de lectura para segundo grado. Buenos Aires: F. Crespillo, ca. 1930


Quiero leer bien : libro de lectura para primer grado superior. Buenos Aires: Cabaut, 1924


La patria en la escuela : recitaciones patriótico-escolares para niñas. Buenos Aires : Cabaut, 1913


“Por la naturaleza a salto de mata”. En: El Monitor de la Educación Común. Año 34 no. 518, p. 140-153, 1916