Ir al sitio web oficial del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación Ir al sitio web oficial de la Casa Rosada

Sala Tesoro

Espacio que aloja el Fondo Antiguo. Las obras reunidas constituyen la colección más valiosa conformada a lo largo de más de un siglo, obras raras y valiosas editadas con anterioridad a 1810 y la colección personal de libros de Leopoldo Lugones. La variedad temática de las obras reunidas va desde textos sagrados y de teología a preciosas ediciones renacentistas de libros científicos y filosóficos.

Los nombres de Vitruvio, Euclides e Hipócrates se unen a los de Erasmo, Marsilio Ficino y Maquiavelo ofreciendo un panorama de la riqueza de las obras y las ideas que circulaban en la Europa del Renacimiento. Asimismo, en el examen de los impresores encontramos algunos de los nombres más representativos de la historia de la edición de libros: el veneciano Paolo Manuzio, heredero y continuador de las ediciones aldinas, el alemán Sebastián Gryphius o el español Pedro Madrigal, por citar unos pocos ejemplos de una lista extensa y prestigiosa.

 

Ediciones exquisitas de la crónica americana y rioplatense de las que se pueden mencionar títulos como la edición vallisoletana de 1555 de La relación y comentarios del Gobernador Alvar Núñez Cabeza de Vaca o la primera edición en latín de 1599 de la Vera historia... de Ulrico Schmidel, que sirvió como texto fuente para las traducciones posteriores al francés, al inglés y al español. Otros valiosos libros que merecen mencionarse como ejemplo de la riqueza de la colección son las obras completas de Platón con traducción y comentarios de Marsilio Ficino editadas en París en 1522 o la primera edición completa de la Enciclopédie dirigida por Diderot y D'Alambert, publicada en París a partir de 1751. Con respecto a las ediciones rioplatenses, son especialmente estimadas las publicadas por la "Imprenta de Niños Expósitos" y una de las colecciones más completas de la "Gazeta de Buenos Aires".

 

Biblioteca Personal Leopoldo Lugones

La biblioteca Personal de Leopoldo Lugones es el legado del escritor a la institución que dirigió durante 23 años y junto con los ejemplares del Fondo Antiguo de la Sala del Tesoro constituye el corazón de nuestra biblioteca. En las piezas que la componen se dibuja el mapa intelectual del poeta, su pasión por la filología clásica, como ensayista y traductor, el amplio arco de sus lecturas políticas, su fascinación por las ciencias ocultas y los textos cientificistas que tanto influyeron en su literatura fantástica. Los centenares de volúmenes que le dedicaron escritores e intelectuales nos señalan el lugar central que en la Argentina de la época ocupó Lugones, no sólo en el campo de la cultura sino también en el de las ideas y la educación. Su abundante marginalia manuscrita nos acerca al escritor en su mesa de trabajo. Su caligrafía en azul, rojo y negro traza notas eruditas tanto en los márgenes de una traducción de San Dionisio, como en los blancos de un texto gauchesco o en una gramática de las muchas lenguas de su interés.


Al entrar en el despacho de Lugones el visitante es atrapado por "la gravitación de los libros, el ámbito sereno de un orden, el tiempo disecado y conservado mágicamente". Las estanterías crujen y las teclas de su máquina de escribir parecieran sonar al ritmo de su pensamiento. Un modo de recrear una y otra vez el encuentro con Lugones.