A principios del Tercer Milenio, impartir aprendizajes que orienten debidamente en competencias que hagan al desarrollo individual y, a su vez, al ejercicio de la democracia, siguen siendo tan imperiosos en la actualidad como lo eran un siglo y medio atrás.

 

Esta exposición constituye un homenaje a aquellas docentes que hicieron de la escuela argentina un insumo esencial del régimen republicano democrático y del progreso del país, un derecho de los niños vehiculizado hacia la ampliación de sus horizontes y a su cabal integración a los cauces de la sociedad y el país.

 

Desde la Biblioteca Nacional de Maestros se pretende rescatar la figura de la mujer en la docencia, subrayando aquellas figuras históricas que participaron en la formación de las generaciones que ejercieron un vital papel en el desarrollo y consolidación de nuestra joven democracia.